Largas filas en los bancos y el pedido de elecciones ya.
mayo 18, 2020 Carlos Conde Rojas

En tiempos en que el uso de internet facilita el acceso a la banca electrónica; resulta indigerible que el gobierno no hubiera podido emplear este medio para facilitar a la población el acceso a los recursos destinados como bonos por el Covid-19, forzando de esta manera a los ciudadanos a hacer largas filas en los bancos para efectivizar este beneficio.

Tal situación dio oportunidad a que muchas personas utilicen este hecho equiparándolo a una realización de justas electorales exigiendo ¡elecciones ya!

Si bien es imperativo que se cuente con autoridades elegidas por la ciudadanía, este argumento de largas filas en los bancos no es válido para sustentar tal pretensión por muchas razones que diferencian una actividad de la otra.

En principio, el ejercicio del sufragio es obligatorio, así lo señala la Constitución Política del Estado en su Artículo 26 Parágrafo II. Diferente es el caso de los bonos en el que el cobro es voluntario y el ciudadano puede decidir si lo hace o prescinde del mismo.

Adicionalmente, el incumplimiento al deber político de sufragar se sanciona, estando establecida una multa equivalente al 25% de un salario mínimo nacional que da una suma de 530 Bolivianos. Diferente es la situación de los bonos en que el ciudadano que dispone “no hacer el cobro” del beneficio no se encuentra expuesto a ninguna sanción.

También se debe señalar que la totalidad de ciudadanos bolivianos están habilitados para el ejercicio del voto. Pero en el caso de los bonos no todos los ciudadanos se encuentran habilitados para el cobro ya que los que tienen ingresos fijos y aportantes a las AFP quedaron al margen del listado de beneficiados. El artículo 154 de la Ley 026 de Régimen Electoral especifica que se otorga un certificado de sufragio a los ciudadanos que hubieran cumplido con la obligación del voto.

About The Author
Abrir chat